¿Son realmente inocuos los cigarros electrónicos?

En la actualidad existen muchísimas campañas mediante las cuales se buscar dar un mensaje con la intención de que los seres humanos dejen de fumar cigarrillo definitivamente, sin embargo esto no ha se logrado de la manera en la cual se hubiese querido, debido a diversos factores que influyen la adicción de las personas.

Son muchas las propagandas, publicidades y anuncios, que dicen que fumar es nocivo para la salud. Esto es totalmente cierto, sin embargo actualmente ha salido un cigarro denominado cigarrillo electrónico, con el cual se busca primordialmente, ir dejando poco a poco los cigarrillos convencionales.

Conoce todo sobre los cigarrillos electrónicos

También conocidos como ENDS (Electronic Nicotine Delivery Systems), un cigarrillo electrónico es un dispositivo que ha tenido un auge importantísimo en los últimos años, que fue fabricado con la intención de que las personas adictas al cigarrillo, vayan dejando este progresivamente.

Este sistema electrónico fue creado en China en el año 2004. Funciona básicamente mediante una pequeña batería, la cual convierte una solución líquida en vapor. La forma de este imita a un cigarrillo, cigarro o pipa.

Generalmente este aparato contiene un cartucho que es recargable, aunque también existen cigarrillos electrónicos desechables.

Entre las sustancias que componen estos dispositivos están las siguientes:

  • Propilenglicol, cerca del setenta por ciento (70%)
  • Glicerina vegetal, cerca del 20 por ciento (20%)
  • Nicotina, aunque parezca increíble posee esta sustancia entre 0 mg y 54 mg/ml
  • Sabores y aromas

Cabe destacar que según muchos estudios, los cigarrillos electrónicos muchas veces no indican la cantidad real de nicotina que poseen entre sus componentes. Ahora bien, ¿realmente son seguros los cigarrillos electrónicos para la salud?

Se puede decir que la seguridad de los cigarrillos electrónicos no ha sido científicamente comprobada aún, ya que entre sus componentes existen sustancias que representan altísimos riesgos para las personas que optan por este dispositivo.

Pese a esto, existen muchas encuestas que indican que el porcentaje de personas que ha utilizado el cigarrillo electrónico y ha logrado dejar de fumar cigarrillos convencionales, está por encima del noventa por ciento (90%).

Sin embargo, la OMS (Organización Mundial de la Salud), en recientes declaraciones a través de un comunicado en el año dos mil catorce (2014), ha dicho que los cigarrillos electrónicos no son un medio seguro para dejar el cigarrillo.

En conclusión se puede decir entonces, que el método más seguro para los seres humanos es dejar de fumar definitivamente y no confiar en este tipo de dispositivos.