Las técnicas de los videojuegos para incitar a los niños a gastar dinero

Las teorías económicas nos han arrojado pistas a lo largo de los años de cómo crear negocios rentables; muchos juegos actualmente utilizan técnicas para que gastemos más dinero.

La mayoría de nosotros leemos la palabra gratis relacionada a un videojuego y nuestro cerebro seguramente no va a encontrar los grises que existen en los pequeños cobros dentro de los juegos.

Cobros in-apps y otras técnicas para ganar dinero

A partir de los juegos online han nacido un gran número de nuevos recursos para lograr generar ventas e ingresos en videojuegos.

Actualmente existen muchos grises en este género dado un nuevo método de ganar dinero a instancias del jugador que es conocido como las compras dentro de la app o los cobros in-app. El término de grises nace de las campañas en juegos muy famosos donde es menester que, de desear ganar en un tiempo razonable, debes pagar.

Como jugadores adultos, muchas veces un juego nos ha solicitado incluir nuestros datos bancarios, inicialmente, en los primeros juegos del género, los gastos consistían en comprar alguno de los complementos para alargar un poco más el juego en su mismo.

Actualmente estos complementos son necesarios para terminar los juegos y pueden ser un estorbo para el jugador y así van haciendo una base económica muy adictiva.

Al crear este tipo de juegos diseñados para ser adictivos, donde la historia se desarrolla en la competencia contra otros jugadores y desafía nuestras capacidades, la competitividad puede hacer que nos olvidemos de los gastos que realizamos constantemente dentro del juego con el fin de mejorar y potenciar rápidamente nuestras partidas. Estos gastos son pensados así para promover el gasto.

Estrategias para que los jugadores gasten más dinero

Los juegos online son creados para ser adictivos. Indiferentemente de sus búsquedas a largo plazo como material de entretenimiento, los juegos buscan que sus usuarios gasten.

Mediante estrategias de competitividad, mucho de los nuevos videojuegos en el mercado masifican estos gastos creando figuras para reemplazar el símbolo de los dólares por tokens o monedas, con el fin de procurar más compras.

Fortnite como oferta de shooter masivo, ofrece gastar en comprar dentro del mismo para poder modificar tu personaje y poder personalizarlo. La propiedad personalización y adaptación de personajes es uno de los mayores incentivos en juegos que manipulan sus ventas con las propias compras en apps o pay to win.

A pesar de no ofrecer una mejora en especial al personaje, los usuarios se interesan en destacar sus propios avatares y, al ver esto como un gasto menor, no miden conscientemente la magnitud de los gastos.

Tomamos al Fornite como referencia puesto que es el juego de moda del momento, pero esto ocurre en multitud de juegos infantiles.