Jugar al póquer profesional conlleva riesgos para la salud que no habrás valorado

Todas las profesiones tienen en su haber un gran número de beneficios y de contras que enfrentamos constantemente.

El póquer profesional puede ser peligroso para la salud por un número de contras que supone la profesión en sí misma, desde el número de horas que podemos pasar sentados durante una partida hasta la práctica dónde nos encontraremos con actividades implícitas en el mismo, como los fumadores o el público que se encuentra en los casinos.

Problemas que puede atraer el póquer a la larga

El póquer se puede jugar de forma profesional en múltiples ambientes ahora mismo, desde la comodidad de nuestras casas hasta en locales de puestas especializados para el póquer.

Indiferentemente del ambiente donde nos encontremos, los riegos son más o menos los mismos, el mantenernos un gran número de horas sentados hasta el continuo rigor de nuestra postura pueden suponer un riesgo a la larga del que no tenemos una idea clara.

También podemos reconocer por varias estrellas del póquer que eventualmente los jugadores tienden a desgastarse dentro de la misma profesión, haciéndolo un trabajo estresante, agobiante y agotador que puede promover problemas cardiacos, diabetes, cáncer y problemas múltiples derivados de la tensión, el estrés y su efecto colateral en el cuerpo.

Debido a toda la unión de estos efectos sobre nuestros organismos, los riesgos de sufrir un infarto aumentan exponencialmente bajo este tipo de trabajos.

Los riesgos en la salud directos del póquer y que podemos observar a largo plazo tienden a tener una relación más directa con nuestra salud física, sobre todo en nuestra postura, nuestras muñecas y nuestra vista, siendo esta unión las partes del cuerpo que más sufren los efectos de estar sentados y de tener que vernos en la obligación de enfocar nuestra vista constantemente.

Es importante acotar que estos efectos van a producir molestias toda nuestra vida

Síntomas que podremos reconocer de jugar póquer

Los síntomas sobre nuestro cuerpo serán varios, el póquer profesional no será un deporte de riesgo pero igualmente genera problemas de salud, los dolores constantes en las muñecas y el riesgo de sufrir de enfermedades como el túnel carpiano es una realidad que viven los jugadores de póquer profesionales, todo esto debido al uso constante del teclado en el caso de los jugadores online y la postura constante al sostener las muñecas y las cartas durante tiempos prolongados en los torneos.

La postura y el constantemente estar horas prolongadas sentados a la larga generan dolores y problemas en nuestra espalda y en muchos casos el cuello. Los músculos que se encargan de manejar nuestra postura se van a ir viendo disminuidos y van a sufrir deterioro de forma constante mientras invirtamos más tiempo en posturas erróneas mientras jugamos una partida larga.

Muchos jugadores de póquer profesional eventualmente deben invertir en sillas especiales para cuidar de su postura y de su cuello. Entre los problemas más comunes a la larga que experimenta nuestra salud al jugar póquer de forma profesional es la pérdida de la vista.